domingo, 13 de octubre de 2013

Apps y Aprendizaje Informal: De los diplomas y certificados a las medallas e insignias.

- Las clases son conversaciones.
· La relación es dinámica y la dinámica es relacional
· Sea hipertextual y multilineal, heterogéneo y heterodoxo
· Edupunk no es lo que pasa en el aula, es el mundo en el aula
· Sea como el caminante…haga camino al andar
· Sea mediador y no medidor del conocimiento
· Rómpase la cabeza para crear roles en su comisión, cuando los cree, rómpales la cabeza
· Sus roles deben ser emergentes, polivalentes, invisibles
· Asuma el cambio, es solo una cuestión de actitud
· Siéntase parte de un trabajo colectivo
· No sea una TV, interpele realmente a los que lo rodean
· Expanda su mensaje, haga estallar las cuatro paredes que lo rodean
· Mezcle, cópiese, aprópiese, curiosee, juegue, transfórmese, haga, derrape
· Al carajo con la oposición real/virtual
· Sin colaboración, la educación es una ficción
· Sea un actor en su entorno, investigue a través de la acción
· Hágalo usted mismo…pero también y esencialmente, hágalo con otros
· Sea Edupunk, destruya estas reglas, cree las suyas y luego, destrúyalas.
Manifiesto Edupunk (2010) 

Hay una revolución educativa, que no está pasando en la escuela o en el aula, y eso resulta un espanto o casi una herejía pedagógica para los que nos hacemos llamar profesores. Y es que efectivamente resulta poco menos que un espanto pensar la educación sin el sistema escolar que nos cobija, del cual provenimos y hacia el cual surgen todos nuestros esfuerzos. Efectivamente, nuestros estudiantes, jóvenes y también adultos están aprendiendo fuera del aula, y aunque eso es una obviedad, ya que el aprendizaje se obtiene desde distintos contextos y formas, la diferencia hoy está en que el conocimiento como tal se ha democratizado, se ha masificado, y también podemos decir "viralizado".

Sí, Internet ha permitido eso, en la medida en que todo ciudadano con  acceso a esto puede poseer la información que estime necesaria para realizar cualquier tarea, o complementar cualquier objetivo. Si en el siglo pasado (s. XX) la información se encontraba supeditada físicamente a un espacio formal de educación que podía ser la escuela, Liceo o Universidad,  hoy en día ese privilegio no es tal. Hoy la información es abierta a todos. Basta con echar un vistazo a Youtube para darse cuenta de la cantidad de charlas, exposiciones, tutoriales, disertaciones, documentales, bibliografías, y un sin fin de otros formato de vídeo en los cuales se relata alguna información o contenido de calidad. Ni hablar de Wikipedia que ha destronado a las principales fuentes de informaciones por décadas como la Enciclopedia Británica. 

Sumemos a este fenómeno, que la información no tan salo salió del monopolio de las instituciones educativas (ya hablar de institución, requiere forzosamente de entrar en una lógica de formalidad), sino que surge la situación de que la información no tan sólo puede estar en todos lados porque la Internet lo permite, vamos más allá, la información esta donde yo estoy, me acompaña, no debo ir a mi casa, ni a una biblioteca publica o cibercafe, esta en mi bolsillo, en mi celular. Hoy han emergido con fuerza, gracias al desarrollo que han tenido los smarthphone, un sin numero de aplicaciones desarrollados en su mayoría por diseñadores que promueven diversas apps que facilitan en muchas casos la comunicación, el acceso a información de manera inmediata, y la entretención. En esta misma línea, podemos identificar un sin numero de aplicaciones con fines educativos.

Pensar en la Educación Informal, a pesar de las oportunidades que nos brinda hoy la Internet para el desarrollo de estas dinámicas pedagógicas marginales al aula, no es nuevo. Philip Hall Coombs en 1968 y lugo con mayor profundidad en la década de los 70 establece una diferenciación de conceptos claves para entender estas dinámicas:

a) Casos de Apps para una Educación Informal:


«Al hablar de educación informal nos referimos exactamente al proceso a lo largo de toda la vida a través
Substraido de http://www.conocimientosweb.net/portal/article660.html
del cual cada individuo adquiere actitudes, valores, destrezas y conocimientos de la experiencia diaria y de las influencias y recursos educativos de su entorno –de la familia y vecinos, del trabajo y el juego, en el mercado, la biblioteca y en los medios de comunicación».

En el marco de las actuales tecnologías de la información y la comunicación y más especificamente lo que ha implementado la web social, son las aplicaciones como Twitter, Youtube o Prezi, las que, en una lógica no estructurada de aprendizaje y que tienen un alto potencial social, son experiencias de aprendizaje no sistematizadas, pero que sin duda nos permiten recopilar información y se hacen parte de la recepción de conocimiento diario fuera del aula y sin objetivos nítidos.

b) Casos de Apps para una Educación Formal:

«La educación formal significa, desde luego, el «sistema educativo» jerarquizado, estructurado, cronológicamente graduado, que va desde la escuela primaria hasta la universidad e incluye, además de los estudios académicos generales, una variedad de programas especializados e instituciones para la formación profesional y técnica a tiempo completo» 

En este caso, es posible distinguir aplicaciones móviles que son funcionales al aula de clases, y que por lo tanto responden a tecnologías o aplicaciones web que ya están supeditadas a la formalidad de la escuela (aunque se pueden extender estas fronteras). Podemos mencionar el caso de aplicaciones como las de Moodle o Edmodo, que responden claramente a una reverberancia virtual del aula tradicional.

c) Casos de Apps para una Educación No Formal:

«(…) definimos la educación no formal como cualquier actividad educativa organizada fuera del sistema formal establecido —tanto si opera independientemente o como una importante parte de una actividad más amplia— que está orientada a servir a usuarios y objetivos de aprendizaje identificables".

En lo que respecta al aprendizaje No Formal con apps, resulta interesante evaluar las re-estructuraciones de lo marcos curriculares y evaluativos que proponen las apps, que responden a objetivos específicos y evaluaciones puntuales mediante ejercicios simples, repetitivos y acumulativos. Como el concepto de Coombs indica, efectivamente se establecen objetivos claros, y modos de evaluación de aprendizaje que buscan la eficacia y la inmediatez del aprendizaje autónomo fuera del aula ("Si quieres aprender esto, instala y úsala!"). En su afán ludico e intuitivo, y en contraste con las instituciones formales de educación, lo que interesa es verificar las habilidades o competencias de un usuario mediante demostraciones a modo de exámenes libres, mediante los cuales vas obteniendo medallas o insignias a diferencia de los diplomados o certificados que vemos en la educación formal. Al respecto, y como exponentes podemos ver aplicaciones como: Duolingo para aprender inglés, Lumosity para el desarrollo de habilidades cognitivas o Tareaplus con cursos a modo de MOOCs para realizar cursos de ciencias o matemáticas.


Referencias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en Sociotecnología Educativa.
@elioferser