sábado, 13 de julio de 2013

Pin It

Widgets

Elearning Aumentado: LMS y Web 2.0 complementos para el aprendizaje.

"Hay manos capaces de fabricar herramientas,
con las que se hacen máquinas para hacer ordenadores
que a su vez diseñan máquinas que hacen herramientas
para que sucedan las manos".
Jorge Drexler

Ya no es novedad establecer la legitimidad del eLearning como modalidad de aprendizaje formal. Su desarrollo ha sido exponencial en toda iberoamerica, y cada vez se posiciona de mejor manera dentro de los ámbitos educativos formales y post-universitarios (especialmente en el ámbito de la educación superior y la capacitación). Su despliegue ha tenido éxito debido principalmente a las ventajas que establece desde el punto de vista logístico para sus ejecutores, como también de sus estudiantes debido a la flexibilidad espacio-temporal.

Pues bien, esta modalidad a experimentado un proceso de transformación interna, que va de la mano con los importantes cambios que ha experimentado Internet (su esencia y principal medio). Efectivamente se ha pasado de un modelo centrado en plataforma expositoras de contenido (LMS) con aplicaciones internas, ha modelos mucho más abiertos en lo que respecta a la substracción y construcción de conocimiento en plataformas sociales o web 2.0. Al respecto Carmen Llorente (2012) señala: "Como puede observarse, la primera generación estaría formada por la realización de cursos sincrónicos transmitidos a los alumnos a través de un aula virtual, siendo gestionado el proceso a través de una plataforma de formación virtual o LMS. En la segunda se desarrollan también bastantes actividades a través de microcontenidos ofrecidos a los estudiantes, desarrollados por el profesor a través de gestores de contenidos (CLMs). Y la tercera, supone la utilización de herramientas que facilitan la creación de contenidos y su distribución, apoyándose para ello en las herramientas de software social para crear nuevos modelos de interacción".



La literatura ha señalado efectivamente los conceptos de eLearning 1.0 al eLearning 2.0 como este proceso de salto que contempla elementos tecnológicos nuevos, pero también efectivamente la idea de una metodología que permita con fuerza, favorecer las dinámicas de interacción entre los estudiantes. Hay un convencimiento de que no se puede entender el eLearning como un práctica educativa en la que sólo se depositan contenidos en una plataforma cerrada. Más allá de tener un repositorio de archivos de texto o multimedia, se apunta el desarrollo de un diseño pedagógico en la cual la actividad cumpla un rol fundamental. El estudiante aprenderá en la manera en que pone en acción sus habilidades cognitivas, y esto es posible cuando se proponen instancias de dialogo con sus pares y con el conocimiento: en consecuencia, de esta manera hablar de e-actividades resulta ser un elemento vertebral: "Si no queremos convertir los entornos de formación en red en espacios puramente expositivos de bloques de información, se deben incluir actividades orientadas a la comprensión de la información, la transferencia a otras situaciones o la profundización en los mismos (Cabero y Gisbert, 2002). La actividad es, pues, el corazón, si se nos permite la metáfora, de los procesos de enseñanza. Es la unidad funcional y de análisis de la interacción sistémica que caracteriza a la dinámica del ecosistema formativo".Lopez E. Dominguez G. Ballesteros G. (2012).

Claro, efectivamente hemos trabajado el eLearning con plataformas LMS que permiten la interacción entre sus usuarios, pero han quedado cortas con las posibilidades de almacenamiento y construcción de productos de aprendizaje que ofrece el mundo de la web 2.0. Internet se ha transformado no tan sólo en una amplia biblioteca multimedial, sino que también se ha transformado en excelente laboratorio para construir colaborativamente conocimiento. Al respecto Torres-Díaz (2012) concluye con respecto a su experiencia en Moodle: "Moodle es un EVA que por su difusión y aceptación se ha convertido de forma implícita en un estándar. Este modelo incorpora una metodología de trabajo que abarca las orientaciones del docente, los recursos educativos y las actividades de aprendizaje. A pesar de la aceptación y aporte de esta herramienta, con el advenimiento de las nuevas tecnologías de la web social empezamos a notar ciertas carencias que limitan su desempeño, especialmente en lo referente a aprovechar las posibilidades de la interacción y los recursos educativos dispersos en formato web 2.0".

Al respecto el Centro de Investigación e Innovación en Educación y TIC (CIIET) y el Departamento de Educación, ambos de la Universidad de Santiago de Chile, han propuesto modelos de aprendizaje en modalidad eLearning que integran ambas tecnológicas (LMS y Web 2.0) en una propuesta en la cual la e-actividad genera una dialéctica teórica - procedimental entre las virtudes que ofrecen estos recursos tecnológicos. Los cursos proponen efectivamente una plataforma en donde se definen las actividades de aprendizaje en Moodle (LMS), pero en donde se solicitan recursos externos de la web 2.0 como:

- Vídeos de Youtube con canal propio.
- Cuentas en Slideshare y calameo con presentación y documentación propia. 
- Poscast provenientes de souncloud o ivvox.

Esto permite que las restricciones de los contenidos que establece un curso cerrado en LMS, puedan permanecer libremente para los estudiantes más allá de lo que dura el formalmente el curso. 

Por otra parte trabajamos una red social paralela como ELGG, plataforma "open source", con la cual los estudiantes logran desarrollar procesos de aprendizaje más autónomos, generando mayores y más dinámicos espacios de interacción , con chat sincrónicos, con perfiles de usuarios más ricos, espacios de creatividad como blogs personal, la posibilidad de compartir recursos y generar por lo tanto Entornos Personales de Aprendizaje, asociados a una experiencia de aprendizaje formal como lo es un curso eLearning tradicional. Las actividades de aprendizaje por lo tanto escapan a las fronteras de un LMS, y permiten ampliar el abanico didáctico para el diseñador instruccional, como también entregar mayores espacios para un estudiante inquieto frente al aprendizaje en la web. 

Vivimos tiempos de cambio en el eLearning, que cada vez más invadido por ideas asociadas al aprendizaje informal y conectivistas (MOOCs) y una web 2.0 cada vez más ágil y más implicada en los procesos de aprendizaje. Es necesario en este contexto estar evaluando las prácticas y constatar si los nuevos modelos responde al principal objetivo: el aprendizaje. En una modalidad de aprendizaje que es juzgada por algunos usuarios por su banalidad es necesario continuar haciendo un esfuerzo por proponer experiencias formativas eLearning con estándares de calidad altos que aprovechen al máximo el potencial de la web.

Referencias:


  • Llorente C. (2012) El eLearning 2.0: De la tecnología a la metodología. Revista @TIC. Universidad de Valencia. ojs.uv.es/index.php/attic/article/download/1939/1475
  • Torres-Diaz, J. et al. (2012). Integración de redes sociales y entornos virtuales de aprendizaje. RED, Revista de Educación a Distancia. Número 35. 1 de enero de 2013. Consultado el [13/07/2013] en http://www.um.es/ead/red/35/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en Sociotecnología Educativa.
@elioferser