domingo, 8 de julio de 2012

De la Tiza al Touch. Lo que ha cambiado en el aula.

"Toda la tecnología tiende a crear un nuevo entorno humano... Los entornos tecnológicos no son meramente pasivos recipientes de personas, son procesos activos que reconfiguran a las personas y otras tecnologías similares".
Marshall McLuhan

Hemos asistido en la actualidad a una verdadera transformación social, que ha sido de alguna manera impulsada por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en aquellas sociedades que han contado con esos recursos para hacerlo. Estos procesos han comenzado a barnizar las instancias educativas formales dentro de la institución Escolar (y sus variantes liceos, colegios, institutos y universidades), aceptando en estos espacios, nuevas lógicas sociales y culturales.

Por lo general se habla de tecnología a todo aquello que sea producto técnico de la actual era digital, sin embargo, el concepto es mucho más amplio, y por lo tanto debemos realizar una mirada más histórica de proceso de integración de tecnología en el aula. Cada profesor en su tiempo, en mayor o menor medida, debió asumir un cambio tecnológico particular que fue introducido en su dinámica educativa o cultural, y que desde su perspectiva resultó ser algo "novedoso", "complejo" y que sin duda representó un cambio. Entendemos en consecuencia, y utilizando un refrán muy chileno, que la tecnología en el aula "es más vieja que el hilo negro", entendiendo que estas expresiones artificiales siempre han surgido en las instancias formales de enseñanza, sólo que ahora la vertiginosa transformación y diversidad de nuevas tecnologías ha sido indudablemente más acelerada y en consecuencia notoria y rupturista con algunas lógicas tradicionales de los actuales docentes.

A nivel metodológico, es posible que el cambio tecnológico no repercuta de manera estructural en las formas de enseñar o aprender que se experimentan en el aula, y que en consecuencia, en algunos casos, no hayan representado mejoras en los procesos de aprendizaje que se deseaban lograr según lo estipulado en el  curriculum. Lo que si es claro, es que el uso intensivo de cualquier tecnología (independiente de la metodología aplicada) genera transformaciones al interior de la escuela, que no siempre van de la mano con mejoras en los procesos de aprendizaje, pero no por eso dejan de ser "cambios". 

Esos cambios, principalmente se observan en la dimensión cultural y social de las unidades educativas, por lo que me parece conveniente hacer una revisión mcluhiana a los cambios que produjeron en particular aquellas tecnologías en torno a una de las técnicas más usadas en la Historia de la Educación: la "Clases expositiva":

  • "Pizarrón": El emblemático pizarrón, indisociable a una sala de clases, ha sido la tecnología por excelencia presente en las instancias de aprendizaje formales. Necesario para experiencias de aprendizaje en donde se maneja una gran cantidad de estudiantes, representaba toda una cultura escolar y una dinámica social que desde este tiempo ya se mira de manera nostálgica. Desde la persona que repartía la tiza por las salas y su mantenimiento, los juegos de los estudiantes con la almohadilla llena del polvo blanco, y el delantal sucio del profesor eran expresiones socioculturales.  A nivel de dinámica pedagógica, por lo general, esta se traducía en la escritura prolongada del profesor en la madera oscura, mientras el estudiantado copiaba lo escrito. Por lo general la utilización del estudiante de este recurso tecnológico era más intensivo en asignaturas de tipo lógico matemático, resolviendo ejercicios numéricos con la supervisión (no lo puedo llamar orientación) del docente. Por otra parte, había todo un instrumental anexo para el trabajo en este, como compás , reglas y formas gigantes que se mantuvieron luego al pasar a la pizarra acrílica, sin el romanticismo que tenía la tiza. 

  • "Retroproyector": El retroproyector, representó todo un fenómeno para el docente. Un aparato que permitía compartir información de manera automática a los estudiantes mediante transparencias que de manera creativa eran construidas. A partir de este recurso, surgió toda una industria que fabricaba estas transparencias, mediante las impresoras y fotocopiadoras en el colegio o en el entorno del establecimiento. Por lo general estas transparencias era clasificadas y ordenadas por el docente como recurso de enseñanza, y muy rara vez como recurso para el aprendizaje de los estudiantes. Por otra parte, las transparencias mantuvieron un formato de prosa o texto escrito en una hoja de papel, sin representar mayores avances en una expresión gráfica que favoreciera la comprensión del grupo de curso. En síntesis, facilitó el trabajo del docente desde una metodología expositiva, pero no represento mayor avance en lo que respecta a una dinámica de aprendizaje centrada en el estudiante. Con este recurso, la multimedia aún no existe como experiencia de aprendizaje, rol que cumplían tecnologías como la televisión con el vhs o dvd. 

  • "Proyector (Datashow)": Una tecnología que sigue siendo utilizada de manera muy intensiva, hace ya casi una década es el proyector. Con él todos los procesos que se realizan en un ordenador o computador quedan expuestos a toda una comunidad de aprendizaje. La dinámica sociocultural de la tiza, la industria de la transparencia quedan rezagadas y los televisores y vhs totalmente obsoletos. Es el tiempo del carrito con el computador y el proyector que recorre las salas respondiendo al auxilio de los docentes que necesitan de estas herramientas. Aunque permite la exposición de recursos creados en el PC, no es un recurso de construcción de conocimiento directo, sino que sólo un proyector de lo que pasa en el ordenador, por lo tanto no estaría diseñado para producir a tiempo real en la sala de clases, sino que al igual que las transparencias serviría para la exposición de productos confeccionados previamente. Un aspectos rescatable que se debe al contexto del desarrollo tecnológico, es que debido a la masificación de los computadores en casa, los estudiantes pudieron tener mayor acceso a este recuso, debido a que pudieron construir su propio material de aprendizaje para ser expuesto en la sala de clases. Si en su bolso el docente llevó el compás, las tizas y luego las transparencias ordenadas, ahora sólo debería llevar su pc o un pendrive: bienvenidos a la era digital. 

  • "Pizarra Digital Interactiva": Finalmente observamos las nuevas pizarras digitales, que le otorgan al proyector lo que carecía, la interactividad o producción directa en el aula. Los estudiantes pueden manipular los recursos y productos de aprendizaje en una pizarra táctil y el docente puede generar mayor dinámismo e integrar a plenitud los recursos multimedia dispuestos en el computador. Con la entrada de este recurso, surgen nuevas dinámicas al interior de la escuela, que tienen que ver con aspectos de seguridad, debido al alto costo que tienen estos recursos. A su vez, necesitan de equipos externos o internos de personas que puedan realizar un mantenimiento técnico de estos aparatos altamente complejos en su tecnología. A nivel de experiencia de los estudiantes, son recursos más restringidos al ámbitos educativo, por lo tanto no quedan a disposición libre de los estudiantes, como la antigua pizarra en los ratos de recreo. Sin duda a nivel educativo representa una herramienta muy potente, pero siempre quedará restringido a la intensionalidad pedagógica que le de el docente. 

En conclusión, la introducción de nuevas tecnologías en la escuela siempre generaran "cambios", que tendrán su impacto a nivel cultural, social, en el clima de aula o en las relaciones interpersonales, y por supuesto en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Para que haya una mejora en los procesos de enseñanza aprendizaje, el factor docente siempre será trascendental, pues es él quien define la intensionalidad de estos recursos en el ámbito pedagógico. 

Es importante separar, de igual forma como lo indica la literatura, que no todo cambio representa una innovación educativa, y que para su logro se requiere de un compromiso humano de la comunidad educativa, más que de los recursos o tecnologías que en ellos se conjuguen. En consecuencia resulta una falacia decir que no hay cambio, sino se cambian las metodologías en el uso de nuevas tecnologías. Las transformaciones siempre estarán presenten en la integración de tecnologías, y es nuestra responsabilidad prevenirlas dentro de un plan de innovación para la mejora de los procesos educativos, y que en consecuencia, esos cambios representen una mejora en los procesos de aprendizaje que lideramos como docentes.

Referencias:

  • Mcluhan M. Comprender los Medios de Comunicación. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en Sociotecnología Educativa.
@elioferser