sábado, 2 de junio de 2012

¿Informática Educativa?: De la Internet "Biblioteca", a la Internet "Laboratorio".

"La red es siempre la misma, somos nosotros quienes la hacemos nueva"
Tim O´reilly 

Es común al comenzar un curso o cátedra de TIC en Educación para docentes o futuros docentes, que ellos tengan como ideas previas que participaran de un proceso de "Alfabetización Digital" o que incluirá esencialmente contenidos de "Ofimática" (Procesadores de texto, hojas de calculo y presentaciones en diapositivas). Reducen su comprensión del curso a un mero proceso de aprendizaje técnico a modo de las antiguas clases de computación que en algún momento experimentaron con informáticos o ingenieros expertos en la materia técnica.

Hoy, la formación docente en este aspecto debe reformularse, o por lo menos debe generar una nueva perspectiva a lo que entendemos hoy por "Informática Educativa". El concepto de Informática Educativa apuntó en su origen  netamente a entender la programación de softwares como herramientas para la generación de recursos de apoyo a los procesos de aprendizaje. En este sentido la percepción de los estudiantes antes de comenzar la clase, como lo relataba anteriormente, no estaría tan alejado de la lógica de esta definición de informática. En conclusión este concepto plantea una disposición a "¡vamos a programar!", "vamos a aprender a usar software con algún tipo de fin educativo". El problema está en que el contexto sociotecnológico es muy diferente del de hace 10 o 15 años, y la utilización de programas cada vez resulta una práctica menos habitual frente al vertiginoso proceso de transformación que propone la web social.

Fue en este mismo periodo en donde Internet comenzaba a hacerse más masivo, desde la lógica de la web 1.0. Cuando se nos explicaba "¿qué era Internet?" en esos años, se utilizaba la metáfora repetida de una "Gran Biblioteca" en donde podíamos encontrar la información necesaria para realizar actividades y tareas en el ámbito estudiantil, siempre desde la lógica de indagar en un repositorio de fuentes (páginas web con información fabricada por expertos y webmaster). En su momento resultaba novedoso en la medida en que facilitaba enormemente el acceso a rica información a estudiantes o escuelas que no contaban con los recursos educativos más tradicionales y de mayor costo.

Sin embargo, hoy la web es totalmente distinta. Mantiene la cualidad de ser fuente pero ahora es mucho más que un repositorio. Yo quiero hablar más que de una "Gran Biblioteca", de un "Enorme Laboratorio", no tan sólo de recursos, sino de aplicaciones. Una serie de teóricos como Dolors Reig, Jordi Adell, Cristobal Cobo, entre otros, han planteado una serie de principios que apuntan a mirar la web 2.0 como un espacio virtual para el aprendizaje activo, en donde el estudiante puede:

- Compartir con otros. Espacios para compartir recursos, información de manera multidireccional, por parte de todos los usuarios, a modo de comunidades en linea.
- Construir con otros. En este ámbito, la Internet ya no debe entenderse como "página", sino más bien como "plataforma", espacio donde se construye con otros. En este sentido han surgido conceptos como "Aprendizaje colaborativo en red" o "Inteligencia Colectiva" que plantean la potente idea de que mediante las tecnologías podemos realizar trabajo en equipo de una manera más fluida y efectiva. 
- Socializar con otros. Y finalmente, hacer comunidad, estar conectados, generar espacios de participación y opinión entre los mismos estudiantes y también con los docentes, en un permanente feed-back.

Estos espacios "plataforma", tienen un tremendo potencial comunicador, a modo de laboratorios en donde se aprende haciendo, en donde se necesita de la colaboración de otros, en donde se dispone de herramientas y elementos para la elaboración de productos de aprendizaje. No se pierden las facultades de la gran biblioteca de a principios del siglo XXI, sino más bien que se potencian, se agilizan, y se hacen mucho más flexibles en la medida en que entrega a los usuarios, la posibilidad de construir en conjunto nuevos productos, nuevas ideas. Seguramente uno de los padres del constructivismo social, Vigotsky, si hubiese tenido la posibilidad de ver lo que como docentes estamos presenciando en la actualidad, diría que las zonas de desarrollo próximo se hacen visibles en la red a modo de conecciones. Como lo hemos dicho ya en este blog, la web social o 2.0 estan cambiando las pedagogías y por lo tanto el concepto de "Informática Educativa" desde una mirada de contexto y etimológica, definitivamente se ha quedado corta frente a los cambios tecnológicos y sociales que presionan a la escuela, ya que es mucho más que programación, mucho más que informática en su definición más dura.

En el ultimo articulo de su blog, Reig ya lo expresa de esta forma: "Los de Google ya piensan más como sociólogos que como técnicos" (Caparazón 02/06/2012). La frase podemos interpretarla como un cambio en las lógicas sociales, y extrapolando a educación, entender que el uso de tecnologías en educación no tan sólo conlleva un proceso de manejo técnico, sino un cambio metodológico, un cambio que nos lleve a desarrollar nuevas pedagogías que incluyan el potencial de este gran laboratorio que representa la web social, y no tan sólo reducir la Internet a una mera fuente de recursos, o el diseño de software que son cada vez más reemplazados por plataformas o aplicaciones dispuestas en la web. En conclusión frente a la tecnología "debemos pensar más como docentes, que como informáticos".


Referencias:

Alt1040.com - Tim O’Reilly: «La Red siempre es la misma, somos nosotros quienes la hacemos nueva»

El Caparazón. Reig. Entrevista: "Los de Google ya piensan más como Sociólogos que como Técnicos". http://www.dreig.eu/caparazon/2012/06/02/entrevista-socionomia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en Sociotecnología Educativa.
@elioferser