domingo, 20 de marzo de 2016

El espejismo smarth: Integración curricular de TIC para el desarrollo cognitivo más allá del marketing.


El desarrollo de procesos de aprendizaje que integran Tecnologías de la Información y la comunicación (TIC), ha sido un tema abordado por la informática educativa, como disciplina, desde que las tecnologías digitales emergieron con mayor masividad a finales del siglo XX. Se supuso en aquel entonces que el acceso a computadores y el uso de internet bastarían en gran medida para una mejora sustancial de la calidad de los aprendizajes, fortaleciéndose por lo tanto desde la política pública chilena, toda una línea de trabajo e inversión asociada a romper con la “brecha de acceso” a estos recursos por parte de los estudiantes del sistema escolar. (Bellei; Jara)

  • Qué nos dice la evidencia.
La evidencia científica en las áreas de educación y sicología en los últimos años han conducido hacia una mirada que evidencia finalmente que el aprendizaje significativo y profundo es un proceso elaborado y complejo, que no necesariamente puede ser estimulado sólo por el uso de TIC (Sánchez; Pedró; Salinas; Adell ). La conclusión principal apunta a que el factor metodológico del uso de estos recursos tecnológicos, implica un elemento esencial de su éxito. Es decir la articulación de actividades de aprendizaje que integren en lo curricular a las TIC, merecen y requieren de un constructo metodológico y didáctico que le dé clara intencionalidad a dichas herramientas, para favorecer la construcción de conocimiento por parte del estudiante. 

Al respecto Coll C. en sus estudios comparados es enfático al decir: “El razonamiento que subyace a este cambio de perspectiva es que no tiene mucho sentido intentar establecer una relación directa entre la incorporación de las TIC y los procesos y resultados del aprendizaje, ya que esta relación estará modulada por el amplio y complejo abanico de factores que conforman las prácticas educativas. Lo que hay que hacer, se propone, es más bien indagar cómo, hasta que punto y bajo qué circunstancias y condiciones las TIC pueden llegar a modificar las prácticas educativas a las que se incorporan” (Coll, 2008)

Frente a lo anterior, y la necesidad de indagar en las circunstancias y condiciones que permiten que las TIC sean un aporte en los procesos de aprendizaje desde la didáctica, confluyen otras líneas relevantes asociadas más bien a cómo estos recursos tecnológicos permitirían una mejora en el desarrollo cognitivo. Al respecto hay conclusiones validadas por distintos estudios en los cuales las TIC representan un interesante potencial en la medida que el desarrollo cognitivo del individuo está relacionado con la consecución de metas que tienen un origen social y que incluyen la motivación y la emoción (Carretero, M.). Hoy las tecnologías, y especialmente internet, permiten un aprendizaje colaborativo “ya que las nuevas tecnologías y el acceso a Internet facilitan la comunicación interpersonal, tanto en tiempo real como diferido, configurando redes sociales que retoman las tesis vigotskianas de los aprendizajes sociales, superando la idea de las tecnologías como herramientas que individualizan las actividades escolares” (Necuzzi, 2013) . 

  • Las 3 Principales Variables en la Educación que integra TIC.

Por lo tanto, y en el afán de poder lograr Desarrollo Cognitivo con el uso TIC, no basta en el ambiente escolar con contar con estas tecnologías respondiendo a requerimiento técnicos, sino que aún más importante y valioso resulta verificar 3 dimensiones, que a su vez representan las 3 principales corrientes de investigación que actualmente se requiere como mayor necesidad evaluar en el área de las TIC en Educación:

· Tipos de uso de TIC (Posibilidades de uso según características específicas de aplicaciones)

· Condiciones de uso de las TIC (características del colegio como entorno en el uso de TIC)

· Quien usa las TIC (perfil personal y sociocultural del estudiante que usa TIC).

Estos tres tópicos permitirían eventualmente avanzar hacia una mirada más realista, desmarcada de las expectativas o prejuicios, que evalúe el impacto de las TIC en el desarrollo cognitivo, principalmente en la primera etapa escolar, analizado en el contexto local escolar, y bajo determinadas condiciones técnicas, metodológicas y sociales. 

  • La mercadotecnia de las TIC Educativas

La oferta abundante de tecnologías que prometen por si solas solucionar problemáticas educativas estructurales, no es más que un espejismo si estas no van apoyadas de un modelo o plan curricular y didáctico que les de intencionalidad pedagógica. 

La connotación propia del uso de tecnología y su vinculación inmediata con la mercadotecnia, ha revestido de las TIC en Educación de una mercantilización de sus beneficios que no se condice con la evidencia científica al respecto.  Desde las ingenierías en su afán innovador y comercial, han llenado a las escuelas e instituciones formativas de ideas superficiales respecto al uso de las TIC y sus beneficios, lo que no se condice con la cultura tradicional proveniente de las humanidades y las pedagogías. Se cae constantemente en una espejismo de expectativas respecto a tecnologías que suelen apodarse como “smarth” (inteligentes), cuando aún la inteligencia artificial no emerge de laboratorios orientales, o está lejos de masificarse. Lo que hoy vemos son tecnologías que nos “siguen el rastro” de nuestro comportamiento como seres inteligentes, bajo algoritmos pensados por otros seres humanos. Menor por lo tanto es la posibilidad de pensar que el uso de tecnologías, por si sólo nos puede llevar a una mejora importante de los procesos educativos, eso derechamente es una mentira.

El gremio de profesores que comprende las TIC como recurso didáctico y que las usa con entusiasmo, encontrando en ellas grandes oportunidades de mejora en los procesos educativos, debe diferenciar los mensajes publicitarios, de aquellos que se rescatan de una acertada experiencia educativa previa. Seguramente se hace necesario una fase experimental si es que no hay dichas experiencias conocidas, para efectivamente validar su uso y pertinencia, de lo contrario se genera lo que Gartnet denomina el "abismo de desilusión", especialmente si la decisión de "comprar" una tecnología sólo se sustenta en el discurso marketero. 

Ciclo de Sobre-expectación de Gartner

El rol docente es y seguirá siendo preponderante, más aún cuando se habla del desarrollo cognitivo de sus estudiantes. Las prácticas en el aula, que integran las TIC de manera eficiente, pertinente e innovadora son las que harán de los recursos tecnológicos una oportunidad de mejora. No se engañe, lo “smarth” está en usted, en su docencia y en el cómo usa las TIC más allá del marketing que las envuelve. 


Referencias

  • Coll, C. (2008) Aprender y Enseñar con lar TIC: expectativas, realidad y potencialidades. Boletín de la Institución Libre de Enseñanza N° 72, Madrid.
  • Bellei C. (2010) Libro Abierto de la Informático Educativa – ENLACES. Capítulo 1 Evolución de las Políticas Educacionales en Chile (1980-2009) 
  • ENLACES. (2010) El Libro Abierto de la Informática Educativa. Lecciones y Desafíos de la Red Enlaces. Publicaciones de Enlaces, Centro de Educación y Tecnología del Ministerio de Educación.
  • Pedró, F. (2013) Tecnología y Escuela, lo que funciona y porqué. Editorial Santillana.
  • Salinas, J., Aguaded, J. & Cabero, J. (Coords), Tecnologías para la educación: Diseño, producción y evaluación de medios para la formación docente, Madrid:Alianza
  • Sánchez J. (2003) Integración Curricular de las TIC. Conceptos y Modelos. Revista Enfoques Educaciones 5 (1):51 – 65, 2003.
  • UNICEF (2013) Programa TIC Y Educación Básica. Estado del Arte sobre el desarrollo cognitivo involucrado en los procesos de aprendizaje y enseñanza con integración de las TIC.